Telas para Cubrir Sofás

¿Cómo elegir las mejores telas para cubrir sofás?

Si necesitas dar un toque nuevo a tu salón te recomendamos que elijas unas buenas telas para cubrir sofás y a la vez renovarlos.

Las telas para cubrir sofás es una gran inversión a corto plazo. Por supuesto no queremos dudar de nuestro trabajo un mes después de crear nuestro nuevo sofá. Elige el material equivocado y te encontrarás batallando con problemas o manchas que han podido evitarse. Comete un error en el color o el patrón, y toda la estancia se resentirá (o tendrás que gastarte el dinero en tapizar de nuevo el sofá). Así que antes de elegir su nueva tela para cubrir sofás, sigue leyendo para averiguar qué debes considerar en términos de durabilidad, comodidad y estilo. Encontrarás los mejores trucos, y a la par centrarte en una elección de tela con la que te sentirás feliz de vivir durante muchos años.

Telas Para cubrir sofás

¿Qué es la tapicería?

La tapicería son los materiales, entre los que se incluyen telas, acolchados, correas y resortes, que conforman las suaves cubiertas de sillas, sofás y otros muebles. El proceso comenzó en la Edad Media y creció en popularidad durante los siglos XVII, XVIII y XIX. A lo largo de los años, se ha utilizado una gran variedad de materiales, desde hierba a pelo de caballo y lana. Los sofás tapizados modernos utilizan muelles metálicos y espuma para una mayor durabilidad. Si bien los materiales del interior pueden no ser visibles, marcan una gran diferencia en cuanto a la comodidad de la pieza. Y aunque la tela siempre se puede cambiar, y puede ser necesario dependiendo del desgaste, la elección de las capas internas de primera calidad ayudará a asegurar que su uso dure muchos años.

¿Cuáles son las mejores telas para cubrir sofás?

Hay muchos puntos a tener en cuenta para elegir una buena tela para cubrir sofás. Lo primero es tener en cuenta las necesidades en cuanto material necesitamos. ¿Es necesario una tela anti-manchas? Es posible que así sea si vive con niños pequeños. ¿Qué mantenimiento es necesario para esa tela? ¿Cómo va a envejecer en unos años? ¿Si elijo un material como el cuero me va a gustar de aquí a un tiempo? ¿Cómo de bien se limpia la tela? ¿Necesitas que resista mucho a la luz? ¿Hay mascotas?

Todas estas cuestiones debes hacerlas antes de elegir una nueva tela. Porque si sabemos responderlas adecuadamente, podemos elegir nuestra tela ideal. Está muy bien elegir una tela aterciopelada, pero luego podemos arrepentirnos si está llena de pelos de mascota, o sucia porque nuestros hijos la han manchado.

Esto es uno de los grandes errores que solemos cometer, nos centramos en algo que queremos y no miramos como va a envejecer en nuestro entorno. Si no estás seguro de ello pregunte al dependiente, como se limpia esa tela y por supuesto pregúntate a ti mismo si verdaderamente merece la pena invertir ese tiempo en limpiarla. Todo esto teniendo también en cuenta si es fácil que destiña o si va a aguantar el desgaste de nuestro día a día.

Las mejores telas para cubrir sofás si tenemos mascotas o niños pequeños

Antiguamente era muy típico que tu madre no te dejará entrar en una habitación o sala porque allí era donde tenía sus sofás y no quería que se manchasen. Hoy en día esto no es necesario gracias a los nuevos materiales que existen. Lo cual nos permite tener una pieza elegante a la par que práctica, todo ello sin olvidarnos de la durabilidad de la tela que pongamos.

Si disponemos de niños y mascotas una buena elección de telas para cubir sofás sería una gamuza, pero si además tenemos esta pieza en el exterior, aunque también para interiores es válida, podemos elegir una tela Sunbrella, disponen de grandes diseños y son muy duraderos contra manchas.

Otra de las telas que podemos elegir es un cuero envejecido, es ideal si tenemos mascotas porque no es para ellos sencillo arañarlas, además del aspecto elegante que da a la sala. También podemos optar por un tejido Aquaclean, que tiene una capa protectora que evita que se manche con facilidad y a la par es difícil de arañar.

Mientras tanto debemos huir de sedas o similares, que son telas muy delicadas y por ello más difíciles de mantener y a la par se van a desgastar con mucha más facilidad.

Elegir una tela para cubrir sofás más sofisticada

Ahora tenemos que poner el punto totalmente contrario ¿Qué tela para cubrir sofás podemos elegir si no tenemos niños y/o animales? Pues un buen abanico de ellas. Para empezar una tela que queda realmente bien es el lino. Pero claro tenemos el problema de que el mantenimiento es algo más costoso.

telas para cubir sofás mas sofisticadaTodo ello teniendo en cuenta que cualquier tipo de mancha que caiga en este sofá quedará ahí para siempre. O sea hasta que volvamos a tapizar nuevamente este sofá o ponerle un nuevo cubre sofás. Para que este punto no destaque tanto, podemos tener en cuenta el color de la tela, eligiendo colores de tonos medios para disimular esas manchas.

Si bien todo esto queda muy elegante, hay que tener en cuenta otro punto, su costo. Son telas más caras y por consiguiente debemos pensar en el desembolso que tenemos que hacer. Y si todo esto no termina de convencernos y usamos cojines, podemos utilizar este tipo de tela en ellos. Dará un toque sofisticado sin tener que gastar tanto dinero.

La forma del sofá

Otro de los puntos a tener en cuenta es la forma de nuestro sofá y por ende, que tipo de estampado podemos elegir. Si elegimos un sofá con muchas curvas puede que no queden bien las líneas rectas. Imagínate que una vez colocada no van a quedar rectas, si no que tomará la forma del sofá y eso no va a quedar bien.

Por ello debemos pensar que a lo mejor podemos poner un color sólido. Sin formas ni patrones para que la forma de nuestro sofá no lo deforme. En cambio si necesitamos un cubre sofás para una pieza más recta, es más fácil poder añadirle patrones y formas.

Por otra parte tenemos que tener en cuenta el tamaño del sofá. Si es una pieza muy grande, los patrones pueden llegar a saturar la estancia. En cambio con piezas más pequeñas, todo lo contrario. Pueden animar mucho la estancia e incluso un color romper la monotonía.

Probar antes de comprar

Es verdad que a veces poder probar la pieza en nuestro sofá es más complicado. Por ello podemos asegurarnos en la tienda de probarla en un cojín que tengan con una forma concreta, para poder si el patrón pegaría en nuestro sofá.

Toca la pieza para notar su textura y ver si es algo que te gusta. También si somos un poco más atrevidos podemos preguntar si tienen un retal para probarlo en nuestra casa, que esa sería la mayor ayuda de todas.probar antes que comprar las telas para cubir sofás

Además si en la tienda podemos ver un tozo de tela grande será mucho mejor que ver una pieza pequeña. En este aspecto nos daremos cuenta si está hecha para nosotros a la hora de ver su saturación. Si nos agobiamos o nos sentimos saturados, es hora de elegir otro tipo de patrón o cambiar a otra de las muchas variedades de telas para cubrir sofás.

Y por último, si tenemos otra persona que nos brinde su opinión y sobre todo que tenga gustos similares a los nuestros podemos pedirla que nos ayude a elegir. Pero no lleves a muchas personas porque demasiadas opiniones pueden saturarnos y hacer dudar más.

Una última cosa antes de elegir tu tela para cubrir sofás

Recuerda que no es necesario coger una tela nueva en una tienda. Podemos recurrir a una manta, sábana u otra pieza que no vamos a dar uso para poder sacar un trozo y dar un aspecto nuevo a nuestros sofás.

Y por último si vemos que nosotros no somos capaces de hacerlo recurrir a un tapicero profesional para que nos brinde su ayuda. Esto será un poco más caro en cambio tendremos una pieza hecha como si saliese de fábrica y que sabemos que durará mucho más tiempo.

Esperamos que os haya gustado nuestro artículo de telas para cubrir sofás y cualquier duda o pregunta nos la podéis hacer debajo.

Estaremos encantados de ayudaros en lo posible. Un saludo y ¡Nos vemos en el siguiente artículo!

2 Comentarios

  1. Marina

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.